5 MOTIVOS Y UNA SOLUCIÓN PARA TRATAR EL ESCOTE

tratamiento escote con láserLa piel del escote debe ser cuidada tanto o mas que la de la cara por los siguientes motivos:

  1. El escote es en muchas ocasiones el “ gran olvidado”.  A menudo nos limpiamos , nos hidratamos, nos protegemos la cara y no hacemos lo mismo con el escote. Nunca debemos olvidar que el rostro va desde la frente, hasta el pecho.
  2. La piel del escote, es más fina y frágil, por lo tanto más susceptiíble de sufrir daño por factores externos como el sol, el aire, el frío y la contaminación.
  3. Tiene que sostener el peso del pecho, especialmente con los movimientos y al dormir de lado, lo  que provoca distensión de la piel y aparición de arrugas.
  4. La frecuente aplicación de perfumes sobre la piel del cuello y escote aumentan el riesgo de aparición de alteraciones de la pigmentación.
  5. Nuestro cuello y escote, deben ir en consonancia con nuestra cara, como si se tratase de un puzzle en el que deben encajar las piezas, no tiene sentido cuidar y rejuvenecer  la cara si descuidamos el escote.

 Por estos motivos, con el paso del tiempo, la piel del escote pierde tejido cálágeno y elástina, adquiriendo un aspecto deshidratado y arrugado.

Además el fotoenvejecimiento provoca alteraciones de la coloración con  aparición de manchas solares oscuras, pequeñas venitas dilatadas y en ocasiones manchas más difusas y extensas, dando su piel un aspecto irregular y envejecido.

La mejor manera de tratar todos estos aspectos con una única tecnología, serían los nuevos aparatos de LUZ PULSADA INTENSA ( Nordlys de Ellipse) , que al emitir un espectro amplio de luz, permite que sea absorbida tanto por el pigmento como por las lesiones vasculares, mejorando al mismo tiempo las lesiones oscuras y las dilataciones vasculares. Además la aplicación de calor en capas profundas, permite la síntesis de nuevo tejido colágeno, reafirmando y reduciendo las arrugas.

escote tratado con luz pulsada intensa

Consisten en tratamientos sencillos, de unos 30 minutos de duración, discretamente molestos, que te permiten hacer vida normal los días siguientes al mismo, con una adecuada protección solar. Se suele requerir la realización de 2-4 sesiones con una separación entre ellas de un mes aproximadamente.

Los efectos secundarios son prácticamente inexistentes con una adecuada técnica de aplicación y los resultados espectaculares.

Dra. María Calvo

Dermatóloga

No hay comentarios

Agregar comentario

Current ye@r *