BOTOX: El tratamiento estético más demandado en la actualidad

Outdoor beauty portrait of casual young woman with beautiful smiLa toxina botulínica , popularmente conocida como Botox,  se lleva empleando desde hace más de 20 años para el tratamiento de alteraciones neurológicas y oftalmológicas con gran seguridad y eficacia. Actualmente millones de personas realizan este tratamiento con fines estéticos, para la eliminación temporal de las arrugas de expresión faciales , habiéndose convertido en el tratamiento estético más demandado de la actualidad.

El botox es un medicamento  que contiene una toxina producida por la bacteria Clostridium botulinum.  La capacidad que posee la toxina botulínica para producir parálisis muscular es aprovechado por los médicos  para usarlo como medicamento en el tratamiento de ciertas enfermedades neurológicas y como producto cosmético para la eliminación temporal  de las arrugas faciales.Algunas de las aplicaciones del botox son:

  • Eliminación temporal de las arrugas faciales
  • Hiperhidrosis :Sudoración severa de las axilas
  • Distonía cervical: un trastorno neurológico que causa contracciones musculares severas en el cuello y los hombros
  • Migraña crónica
  • Blefarospasmo: Espasmos en los párpados que provocan un  parpadeo incontrolable
  • Estrabismo

La aplicación de esta toxina con fines estéticos se realiza en las líneas de expresión del rostro  : entrecejo, arrugas de la frente y patas de gallo. El efecto de este producto comienza entre las 48 a 72 horas después de haberlo aplicado y puede durar entre 4 a 6 meses (esto dependerá de factores individuales como el metabolismo y los hábitos de cada paciente).

Su aplicación se realiza por medio de pequeñas inyecciones en el músculo que se quiere tratar y no resulta doloroso. No exige anestesia, ni requiere de pruebas alérgicas.

El Botox  está contraindicado:

– En personas con una conocida hipersensibilidad a toxina botulínica tipo A o a cualquiera de los excipientes de la formulación

– En caso de miastenia grave o de Síndrome Eaton Lambert.

– En caso de presencia de infección en los puntos en que se pretende inyectar.

Los efectos secundarios pueden incluir dolor o inflamación  en el lugar de la inyección, algún hematoma, y en algún caso se han descrito síntomas similares a los de una gripe, dolor de cabeza o nauseas

  Para aplicar la toxina botulínica se requiere de un médico especialista en la técnica específica que cuente con un amplio conocimiento de la anatomía facial y de la dinámica muscular, con el fin  de evitar efectos secundarios indeseables como la Ptosis palpebral  (párpado caído) y aportar naturalidad.

Aplicado por manos expertas la toxina botulínica es uno de los tratamientos estéticos más seguros y eficaces en la actualidad.

No hay comentarios

Agregar comentario

Current ye@r *