TECNOLOGÍA, DERMATOLOGÍA Y BELLEZA: Una mirada al futuro

novedades dermatología y Medicina Estética¿Celulitis? ¿Sudoración excesiva? ¿Fotoenvejecimiento? Hay nuevos adelantos preparándose para dar nuevas soluciones a viejos problemas. Puede resultar tedioso, aburrido o ininteligible adentrarse en los detalles técnicos que hacen posible ampliar nuestros horizontes en la terapéutica y el tratamiento en dermatología y en medicina estética. Pero echar un vistazo a las posibilidades que nos ofrece puede ser también muy estimulante.

Os invitamos a conocer algunos de los temas que están en la punta de lanza de la tecnología, publicados por los Dres. Pablo Boixeda – experto mundial en láser dermatológico- y Federico Feltes, dermatólogo de Biolaser, en Actas Dermatosifiliográficas, la revista científica de dermatología más importante de nuestro país.

En primer lugar, los avances en el campo del diagnóstico de enfermedades en dermatología incluyen la tomografía de coherencia óptica, el microscopio láser multifotónico, la espectroscopia Raman, la termografía, o la resonancia magnética de 7 Tesla. Éstas son tecnologías aún en vías de desarrollo que permitirían en algunos casos realizar diagnóstico de muchas enfermedades de la piel sin necesidad de realizar biopsia, y por lo tanto, sin dejar cicatrices. Constituyen así, prometedoras técnicas diagnósticas para casos donde dejar una cicatriz de biopsia constituya un problema estético relevante.

En el área de la terapéutica, se está ensayando el tratamiento con láseres a determinadas longitudes de onda, recientemente descriptas, de la piel con acné y tendencia acnéica, para inhibir las glándulas sebáceas, uno de los elementos clave en esta patología. La terapia fotodinámica en una modalidad especial llamada de “fotoinhibición” (iTFD) también promete un adelanto en el tratamiento de esta patología.

nuevas tecnologías medicinaLa fototermoestimulación o PSP por sus siglas en inglés, por su parte, es un nuevo concepto que podría ayudar a combatir nada menos que la siempre temida “celulitis“. Consiste en la acción de energía lumínica sobre el tejido graso bajo la piel para inducir cambios a nivel celular que en última instancia producirían un fortalecimiento de las estructuras de sostén, con mejora de la textura y la firmeza cutáneas.

La sudoración excesiva, que puede llegar a ser francamente invalidante, podría tener sus días contados con tratamientos láser, de radiofrecuencia o de microondas que se están desarrollando.

Los tratamientos con medicamentos o antioxidantes podrían introducirse en una nueva era con el advenimiento de la sonoforesis, un método que combina microperforaciones en la piel realizadas con láser o rollers con ondas de ultrasonidos para producir una penetración más profunda -y una efectividad muy aumentada- de los mismos.

Finalmente, no podemos dejar de mencionar la nanotecnología, uno de los pilares del desarrollo de las técnicas futuras y fuente de promisorios avances, ya no sólo en la medicina, sino en todos los aspectos de la vida. Así, la aplicación de la nanotecnología al diagnóstico, los medicamentos y a los tratamientos láser podría aumentar sensiblemente la eficacia de éstos, reduciendo simultáneamente efectos adversos.

Si bien no debemos dejar de tener en cuenta que nuevas tecnologías pueden asociarse a nuevas formas de toxicidad, es indiscutible que aún hay muchos avances por venir, que en los próximos años o décadas ampliarán aún más nuestros horizontes.

Para concluir, no podemos más que maravillarnos de lo prometedora que resulta la tecnología para mejorar aún más los recursos actuales en el diagnóstico y tratamiento en dermatología clínica y en dermatología estética.

Dr. Federico Feltes

Para saber más:

Artículo completo

No hay comentarios

Agregar comentario

Current ye@r *