8 Tips para cuidarse durante las comidas navideñas

cuidarse en cena de navidad

Llegan las fiestas navideñas y las estadísticas dicen que es habitual que muchas personas llegan a coger hasta 3 kgs de peso debido a los excesos alimentarios de estos días. Pero la realidad es que si nos planificamos de manera adecuada estas fiestas no tienen porqué suponer un aumento de peso.

Aquí os dejamos nuestras recomendaciones para  que estas comidas Navideñas no se acaben convirtiendo en un problema de peso.

  1. Realmente a lo largo de estas fiestas tenemos del orden de 5 o 6 comidas extraordionarias . Si el resto de comidas de todo este tiempo no las convertimos también en especiales esto no tiene porqué afectar a nuestro peso. El problema es que muchas personas terminan dándose permisos diarios con la excusa de las Navidades. Suelo aconsejar seguir una alimentación equilibrada todos los días y dejar los extras para las comidas más señaladas.
  2. El día de Nochebuena y Nochevieja podemos hacer al mediodía unas comidas ligeras a base de verduras  o caldos   y pollo plancha  o pescado al horno junto a una pieza de fruta,  para aligerar las calorías que ingeriremos ese día. Aprovecharemos las cenas para comer esos alimentos especiales y comidas tradicionales , siempre con moderación pero sin evitarlos y sin  culpas.
  3. Aconsejamos no ser excesivos en las comidas que se preparen para que no queden sobras que se coman en días posteriores.
  4. Lo mismo aconsejamos con los postres típicos como turrones , polvores, tartas… Comprar solamente aquellas cantidades que se vayan a consumir en las comidas especiales para evitar que nos quede comida sobrante y tener tentaciones durante todos los días de la Navidad y hasta en enero. Las comidas extraordinarias son los momentos para disfrutar de ellos , aunque siempre abogando a la moderación.
  5. En las comidas señaladas podemos preparar unos entrantes ligeros que acompañen a los platos más fuertes: Estos entrantes pueden ser por ejemplo marisco, ensaladas o jamón ibérico
  6. Para no tomar excesivo alcohol podemos intercalar alguna copa de vino con algún vaso de agua y tomarnos al final de la cena una copita de champán o cava.
  7. Comer despacio disfrutando de los sabores especiales y manjares de esas comidas navideñas. Comer hasta que nos encontremos saciados y evitar comidas excesivas que posteriormente pueden traer digestiones muy pesadas y desagradables. “Bueno y poco dos veces bueno”.
  8. Suelo aconsejar también realizar ejercicio físico antes de las comidas familiares para gastar nuestras reservas de glucógeno y aumentar un poco nuestro metabolismo , lo que puede facilitar que los extras procedentes de hidratos de carbono y el alcohol no terminen siendo grasa. Y si además podemos darnos un paseíto después de ellas ya habremos puesto todo de nuestra parte para que la grasa no acampe a sus anchas en nuestro tejido adiposo.

Dra. Izaskun Astoreca

Responsable de la Unidad de Nutrición

No hay comentarios

Agregar comentario