Dermatitis del Pañal

Dermatitis del pañal¿ QUÉ ES LA DERMATITIS DEL PAÑAL?

La dermatitis del pañal es una dermatitis inflamatoria en la zona cubierta por el pañal. Se trata de una patología muy frecuente en la infancia, aunque en los últimos 8-10 años ha disminuido su incidencia quizá por una mejor cultura o por una mejora en la calidad de los pañales.

¿ QUE LO PROVOCA?

Consiste en una dermatitis irritativa provocada fundamentalmente por el contacto  de la piel con la orina y las heces.

Pero existen otros muchos factores que contribuyen a al irritación de la zona como son: la oclusión,  la fricción, cambio poco frecuente de pañal, uso de pañales de poca absorción y los productos utilizados para la higiene ( jabones, toallitas).

Ademas hongos y bacterias pueden actuar agravando el proceso.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?

 Se manifiesta como un eritema o rojez en la zona de contacto con el pañal y en ocasiones aparecen pequeños granitos rojos  e incluso vesículas con pus.

Si se complica con infecciones bacterianas pueden salir ulceras superficiales y con hongos fisuración en los pliegues y lesiones a distancia en la cara interna de los muslos.

Puede provocar picor y escozor, de forma que el bebé tienda a rascarse cuando le quitamos el pañal y molestias al orinar.

¿ CUAL ES EL MEJOR TRATAMIENTO? 5 CONSEJOS PARA SU PREVENCIÓN

El mejor tratamiento de la dermatitis del pañal, es su prevención con estos consejos:

  1. Cambio frecuente de pañal. La caca debe retirarse inmediatamente y los pises con la frecuencia necesaria de forma que no sobrepase la capacidad de absorción del pañal.
  2. Uso de pañales de celulosa desechables y con alta capacidad de absorción.
  3. Evitar uso de toallitas húmedas ( sólo fuera de casa y que sean siempre sin alcohol y sin perfume). Utilizar agua y si es necesario lociones limpiadoras sin jabón.
  4. Utilizar pomada o pasta protectora rica en grasas y oxido de zinc para aislar de la humedad.
  5. Si es posible, dejar algún rato sin pañal para airear la zona

Sólo cuando no mejora después de 4-5 días o aparece alguna otra lesión a parte de la rojez ( granitos, ulceras), se debe consultar al médico  ya que seguramente requiera tratamiento específico con antibiótico, corticoide o antifúngico .

¿EXISTE LA ALERGIA AL PAÑAL? ¿COMO DIFERENCIARLO DE UNA DERMATITIS?

El porcentaje de niños con una verdadera alergia a algún componente de los pañales, es menor del 1%, pero puede existir.

Lo más frecuente sería una alergia al plástico  o al látex, pero también podría ser al material absorbente utilizado o a fragancias  específicas que llevan determinadas marcas.

Algunas pistas para diferenciarlos de una dermatitis irritativa del pañal serían:

  1. La falta de respuesta a tratamientos habituales de la dermatitis, ya que aunque lo trates, si se sigue exponiendo a la sustancia que se lo provoca, seguiría dando clínica.
  2. La localización de las lesiones, en el caso de la alergia al plástico o látex, sería en las zonas de roce del plástico ( cintura y perímetro del muslo), zonas no habituales de una dermatitis irritativa.

El único tratamiento efectivo en estos casos, es buscar pañales libres de la sustancia encargada de producir el cuadro alérgico.

¿COMO INFLUYE LA DENTICIÓN  Y LA ALIMENTACIÓN EN LA DERMATITIS DEL PAÑAL?

Como hemos detallado anteriormente, la dermatitis del pañal está sobre todo provocada por el contacto de la piel de la zona con la orina y las heces del bebe, por tanto, cualquier cambio en la composición de las mismas, puede afectar a la piel.

Durante el proceso de dentición aumenta la salivación y ésta tiene un pH más ácido. El bebé deglute por tanto esta saliva, que aparece en las  heces reduciendo su pH y provocando mayor dermatitis.

Por el mismo motivo, una alimentación más rica en sustancias ácidas, fundamentalmente algunas frutas, acidificaria las heces, provocando mayor daño irrritativo.

El cambio de la flora bacteriana intestinal, que se produce al pasar a la alimentación sólida, también puede provocar alteraciones transitorias en la zona del pañal, similar a lo que ocurre con la toma de antibióticos.

Dra. María Calvo

No hay comentarios

Agregar comentario