ONDAS DE CHOQUE Y CARBOXITERAPIA: Una combinación efectiva para tratar la CELULITIS

ondas de choque y carboxiterapiaLa CELULITIS  representa uno de los problemas estéticos que más preocupan a las mujeres y por el que más consultan en las clínicas estéticas , ya que el 95% de las mismas lo sufren .La sociedad actual propone un modelo de mujer esbelta , delgada y sin rastro de celulitis.  Muchas mujeres tratan de luchar contra su celulitis, muchas veces con poco éxito,  para acercarse al ideal propuesto.  La ciencia actual trata también de buscar soluciones a este problema, llamados por la demanda de muchas mujeres a tener un cuerpo más armonioso y  esbelto. Las ondas de choque y la carboxiterapia son dos de esos tratamientos científicamente probados y que consiguen mejorar esta patología del tejido graso. Cuando combinamos estos dos tratamientos conseguimos resultados mejores que en su utilización individual.

Para conseguir mejoría en el aspecto de la piel afectada de celulitis es necesario que los tratamientos utilizados consigan :

Mejorar la circulación en el tejido afectado

-Mejorar el drenaje linfático de la zona

-Activar el metabolismo celular de las células grasas

-Mejorar la elasticidad del tejido

Tanto las ondas de choque como la carboxiterapia nos ayudan a conseguir estas mejorías en los tejidos afectados de celulitis.

Las ONDAS DE CHOQUE se aplican directamente sobre la piel que queremos tratar, preparándola previamente con un gel de ultrasonidos. El aparato emisor genera unas ondas acústicas  que el paciente siente como una fuerte vibración que ayudará  a romper los septos fibrosos que son los responsables de los hoyitos característicos de la celulitis. Esta vibración ayuda también a activar la circulación, a drenar las toxinas existentes, a disminuir el tamaño de las células adiposas y a compactar el tejido.

Durante los últimos años se han realizado varios ensayos clínicos por prestigiosos dermatólogos europeos y americanos para comprobar la eficacia de las ondas de choque  en la celulitis. Los resultados de los estudios confirman una mejoría muy significativa en la piel de naranja de las pacientes, una reducción en la circunferencia del muslo y la cadera, así como  mejoría en la elasticidad, firmeza  y textura de la piel.

En las ecografías realizadas se ha detectado que hay una disminución  del grosor de la grasa , un aumento del colágeno, una disminución  del edema que suele estar presente en los tejidos que presentan celulitis y  una mejora de la circulación.

La CARBOXITERAPIA es una técnica médica que consiste en la aplicación subcutánea de CO2 medicinal. En el año 1989 el Dr. Takashi Ito de la Universidad de Oklahoma, U.S.A., demostró, en un estudio experimental, que la carboxiterapia conseguía un incremento del flujo sanguíneo en la piel y la mejora del metabolismo de los tejidos tratados, concluyendo que el uso del CO2 era beneficioso en los desórdenes circulatorios de la piel, una de las causas de la celulitis.

El Dr. D´Aniello presentó también un estudio realizado sobre 80 pacientes en las que se trató grasa localizada en muslos y rodillas. Los resultados demostraron mejoría estadísticamente significativa en la microcirculación, la elasticidad de la piel y la reducción de la circunferencia tanto de rodillas como de muslos.

En resumen, podemos decir que la Carboxiterapia actúa estimulando la oxigenación de los tejidos, y con ello consigue:

  • Mejorar significativamente  la circulación en los tejidos tratados.
  • Aumentar el grosor de la piel gracias a la nueva formación de  colágeno y fibras elásticas .
  • La piel tiene un aspecto más  terso y joven  gracias a que mejora el tono y la elasticidad de la piel.
  • La piel aparece más alisada , mejorando la imagen de la piel de naranja.
  • Disminuye la flacidez de la piel
  • Reduce centrímetros .

En resumen, la combinación de las ondas de choque junto a la carboxiterapia son un aliados perfectos para mejorar el aspecto de la piel infiltrada de celulitis .

Para saber más:

Carboxiterapia contra la celulitis

No hay comentarios

Agregar comentario