Unidad de Cáncer de Piel

El melanoma y los cánceres de piel, como el carcinoma basocelular y el espinocelular, están claramente en aumento desde hace ya varias décadas. Se considera que una de cada cuatro personas tendrá en algún momento de la vida, uno o varios de estos tumores.

El melanoma, por su parte, duplica el número de nuevos casos cada aproximadamente 15 años.

Esto hace que las personas, los agentes de salud y los organismos gubernamentales cada vez tomen más conciencia de este problema y enfoquen sus esfuerzos no sólo al tratamiento, sino a la prevención y la detección precoz.

¿Qué debe hacer una persona para cuidar de su salud cutánea en lo relativo al cáncer?

Protegerse adecuadamente del sol, consultar en caso de que aparezcan lesiones en la piel, y aún en ausencia de éstas, acudir periódicamente al dermatólogo para revisión. El profesional le indicará según su edad, tipo de piel, antecedentes familiares y personales, cuál es la frecuencia óptima para este tipo de visitas.

¿Qué puedo esperar si me es diagnosticado cáncer de piel?

Todo diagnóstico clínico se confirma mediante una biopsia de la lesión sospechosa. En muchos casos, como en algunos carcinomas basocelulares, esta biopsia puede ser suficiente para lograr la curación, si la lesión es muy incipiente. En tumores algo más avanzados y en otros tipos (espinocelular, melanoma), la cirugía es el pilar fundamental del tratamiento. Algunos requerirán además tratamiento con radioterapia, quimioterapia, inmunoterapia, o combinaciones de ellas.

El Dr. Pablo Boixeda y sus colaboradores investigan desde hace algunos años la aplicación de tratamiento láser para ciertos carcinomas basocelulares con resultados sorprendentes, que podrían en el futuro revolucionar la terapéutica de estos tumores.

Para saber más:


volver atras