Unidad de Rosácea

Tecnología de láser de colorante pulsado

El tratamiento láser de la rosácea es uno de los más demandados, y de los que más satisfacción  proporcionan a nuestros pacientes. Los resultados en términos de disminución de rojeces y vasos dilatados en la cara proporcionan gran alivio y mejoría estética, gracias a la tecnología de láser de colorante pulsado -laser Neodimio-YAG y tecnología de longitud de onda variable Nordlys de las que dispone Biolaser.

La rosácea es una condición de la piel de la cara, crónica, que se caracteriza por inestabilidad vasomotora y tendencia a la inflamación. Esta inestabilidad se manifiesta como ruborización con el calor, el ejercicio, la ingesta de alcohol aunque sean cantidades mínimas, emociones, etc. Conforme pasa el tiempo, esos episodios de vasodilatación –flushing- van pasando de ser fugaces a originar rojeces permanentes en la cara, conocidas como cuperosis, y a la postre, la aparición de vasos dilatados de cierto calibre, perfectamente visibles –telangiectasias-, todo lo cual resulta muy antiestético.
Tanto la rojez difusa (cuperosis) como las telangiectasias  responden espectacularmente al tratamiento láser, siendo posibles mejorías muy notables, con eliminación de los vasos visibles y reducción drástica de las rojeces difusas en una media de 3 sesiones.

Asimismo, muchos pacientes experimentan brotes inflamatorios, con aparición de lesiones similares a las pústulas del acné, fundamentalmente en el área central de la cara -nariz y mejillas-.

En estas circunstancias, pueden ser de gran ayuda el láser vascular, o los tratamientos médicos con cremas y/o pastillas. Entre las primeras destaca el metronidazol en gel al 0,75% y la ivermectina al 1%, y entre las segundas los antibióticos como la doxiciclina o la minociclina. Entre estos, el laser vascular suele ser el que consigue las remisiones más rápidas del brote, y a veces, una combinación de tratamientos puede ser la mejor opción.

Aun cuando la inestabilidad vasomotora no es algo que pueda ser modificado, sus consecuencias, las rojeces y telangiectasias, pueden ser abordadas muy satisfactoriamente con las diversas plataformas láser que operan en Biolaser La Moraleja.

Láser de colorante pulsado, laser Neodimio-YAG, Plataforma Nordlys
Duración 10-20 minutos por sesión
Anestesia No precisa
Recuperación Rojez y a veces inflamación leve durante 4-12 hs
Recuperación De 3-5 con intervalos de un mes
Resultado final óptimo Una semana tras la última sesión
Mantenimiento Tratamientos médicos, sesiones adicionales años después del tratamiento inicial

rosacea antes después 1

CONSULTA INFORMATIVA GRATUITA

Para saber más : 


volver atras